15/5/14

PRIMAVERA DE MICRORRELATOS INDIGNADOS 2014



RESPIRO


No es porque me horrorice la idea de darle muerte. Su vida no vale nada. Tampoco me detiene la imagen repugnante de su abdomen abierto. Sería sólo un amasijo que desaparecería con jabón y agua. Pero este sol puro que entra hoy por la ventana, cosquillea y adormece. Y yo solo quiero dejarme llevar por el calor tibio. Balancearme, adelante y atrás en la mecedora desportillada y raída de una abuela. No levantaré la mano derecha para  aplastar la mosca parada en la izquierda. Tal vez pueda dormir un rato, a pesar del ruido de las ametralladoras en la calle.

18 comentarios:

Miguel jiménez salvador dijo...

Como la mosca me siento muchos días de un tiempo a esta parte, suerte de los "respiros", je je.

Abrazos desde el alambre.

Nicolás Jarque dijo...

Lola, que buen contrapunto la de esa abuela, entre que sí y que no de aplastar a una mosca, mientras permanece casi impasible a la guerra que la rodea. Es una metáfora, sin duda, de la sociedad en la que vivimos.

¡Buena indignación!

Abrazos con fuerza.

Ana dijo...

Hemos pillado al poderoso en el descanso del guerrero. Feliz micro sobre la prepotencia, Lola.

Ana dijo...

Feliz micro sobre el descanso del guerrero prepotente, Lola.

Ana dijo...

o el descanso del guerrrero prepotente

Elena Casero dijo...

hemos coincidido en el asunto de las guerras, esas que ya ni siquiera conmueven las entrañas de nadie.

Ese calorcito que entra por la ventana...

Besos a miles

Luisa Hurtado González dijo...

Ok, que respire, que descanse. Pero que sepa que la necesitamos. Los necesitamos a todos.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Ana. Seguimos en la alambrada.

Necesitamos, Luisa, algo más que un respiro.

Abrazos a pares.

CDG dijo...

La pesadilla está al otro lado del sueño.
Un abrazo.

Juan Leante dijo...

Hoy es un día para recordar que hace unos pocos años, si no matamos a la mosca, al menos la hicimos volar un rato. Pero ella no se cansa y vuelve una y otra vez.
Besos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Un respiro es necesario y fundamental para seguir adelante. Me ha gustado. Felicidades.
Besicos muchos.

Lola Sanabria dijo...

Ele, en cuanto pueda me paso a leer la coincidencia.

Moscas que estamos expuestas a las palmadas de los poderosos, Miguel.

Una sociedad en la que una vida, a veces, no vale nada, Nicolás.

Una excelente manera de verlo, Carlos.

Ya lo creo que voló, y bien alto, Juan.

Respirar para seguir sembrando paz o guerra, Casa.


Abrazos desde la alambrada.

Anita Dinamita dijo...

Una imagen muy evocadora, Lola, la mosca, la mecedora, el sonido de ametralladoras. A ver cuándo volvemos a escuchar a los pájaros, y que ellos se coman a las moscas, el ecosistema funcionando otra vez, ¿te imaginas?
Besazos triples

Lola Sanabria dijo...

Sí, me imagino, ahora toca que llegue a ser realidad, Anita.

Abrazos desde la alambrada.

Amando García Nuño dijo...

Una pena, el sonoro palmetazo de la muerte en una mano izquierda es el contrapunto sonoro ideal para esa melodía de ametralladoras. Tú misma.
Francamente bueno, como es habitual en ti.
Abrazos, siempre

Lola Sanabria dijo...

Mil gracias, Amando.

Abrazos desde la alambrada

Cora Christie dijo...

Sabes qué pienso ante este ser que se balancea, dormita y piensa sosegadamente al atardecer de ese escenario de guerra?

Que el ser humano es capaz de lo mejor y de lo más obsceno, sobre todo en circunstancias extremas.

No tengo mi día más positivo.



Lola Sanabria dijo...

Yo también lo creo así, querida Cora.

Lluvia de besos.