22/2/11

FINALISTA "CUENTA 140"


Tenía la lengua tan afilada que cada vez que la sacaba a trabajar cortaba de un tajo matrimonios y noviazgos.

27 comentarios:

Pablo Gonz dijo...

¿Y los cortaba de arriba a abajo o en horizontal, digo yo?
Abrazos no sé si ensangrentados,
PABLO GONZ

Luisa Hurtado González dijo...

Hay gente que se gana la vida haciendo cosas así, lamentablemente.
Pero por poner una nota positiva: tú afortunadamente "ganas" hablando de ellos.
Yo, a este concurso no me acerco hasta que no te vayas tú y unos cuantos más que habéis afincado ahí.
Un beso admirado.

Torcuato dijo...

¡Menuda malmetedora!
Genial, Lola.
Besos.

Lola Sanabria dijo...

Supongo que al ser una relación no habría sangre por medio, pero vete tú a saber.

Besos y abrazos desangrados.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Tor. Esta semana te llevaste, bien llevado, el gato al agua.

Besos dobles.

David Figueroa dijo...

Jajaja, me gustó mucho, Lola.
Besos.

Lola Sanabria dijo...

Gracias David. ¿Cambio de imagen?

Besos sin cirugía.

moderato_Dos_josef dijo...

menuda lengua da un poco de...no sé dentera. siempre tu sutil maestría.
Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

¿Qué tal Josef? Bienvenido al blog. Sí, es el tipo de personas que desuellan vivo a cualquiera.

Abrazos variados.

Baizabal dijo...

Quizá los hacía pedazos como si fuera picahielo.

Saludos

Lola Sanabria dijo...

Mira que sois sanguinarios. No hace falta el picahielos, el hacha de toda la vida.

Besos acojonados.

AGUS dijo...

Qué bueno Lola. Como la Celestina pero al revés. Para mí que la pobre lo hacía para que no sufrieran los sinsabores propios del amor. Vamos, digo yo. Enhorabuena!!

Abrazos.

Patricia dijo...

Una 'metiche decimos en Argentina´.

Me encantó Lola!

Nenúfar dijo...

Esperemos que estas lenguas no vayan mucho al tajo.

Estupendo, Lola

Abrazo

Manuel dijo...

¿Los cortaba hablando lo indebido o besando lo prohibido? Eso sí, si era trabajando seguro que solo buscaba dinero.

Lola Sanabria dijo...

Sí, Agus, se podría contratar como cortadora de relaciones.

Una meticona, dicen en mi pueblo, Patricia.

Esperemos, pero haberlas haylas, Nenúfar.

Besos al cubo para los tres.

Lola Sanabria dijo...

Se buscaba la vida desuniendo, sí, yo también lo creo, Manuel.

Besos agradecidos.

Maite dijo...

Estáis ahí, mis chicos, repartiendo las medallas y consiguiéndolo todo, di que sí, os pertenece :D Sois los mejores. Besos

Lola Sanabria dijo...

De eso nada Luisa. Tú ponte a ello y nos llevamos todos los libros y luego los intercambiamos.

Estamos, incluida tú Maite, que le das de maravilla a la tecla.

Besos nocturnos a las dos.

manuespada dijo...

Muy punzante tu relato, pones el dedo en la herida, no me extraña que seas finalista casi a diario. Besos, Lola.

Lola Sanabria dijo...

Y tú porque no quieres, que si no, nos llevábamos entre todos las existencias de libros.

Besos agradecidos.

Mónica Ortelli dijo...

Felicitaciones, afiladísima Lola. Es que estos textos ya te nacen como respirar. Excelente texto para la hoja del bisturí.
Un abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Y tú lo has dicho de un tajo porque manejas mejor la pluma que esa la lengua. Y con resultados más amables ;) No, en serio, me encantó.

Un abrazo, Lola. Y enhorabuena, como siempre.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Mónica.

Besos nocturnos.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Alberto.

Besos, mil.

woody dijo...

Enhorabuena, Lola. Me gusta mucho. Aprendo de ti cada día (y juro que esto no es peloteo barato).

Lola Sanabria dijo...

muchas gracias, woody. Ya he visto que estás de finalista esta semana con un estupendo micro. A ver si hay suerte y te llevas el libro.

Besos pareados.