23/11/14

GANADOR SEMANAL Y FINALISTA DE WONDERLAND



Podéis escuchar el relato a partir del minuto 33:47 clicando aquí.

OTRA OPORTUNIDAD




Ayer tarde se formó una tormenta de viento. Apareció de repente. Yo recogía la ropa del tendedero, sorbiendo lágrimas interiores y liberando sábanas de pinzas moradas. Caían éstas en un cestillo de mimbre, con chasquidos de huesecillos mondados. Justo cuando doblaba el pernil de un pantalón sobre el otro, hice ese movimiento con la mano como si limpiara un cristal o borrara lo escrito en una pizarra. Me agarré con fuerza, aun así, aquel huracán me llevó en sus tripas. Amanecí en otra cama, otra casa, otra vida. De momento voy a probar con esta familia. Tiempo tengo de regresar.




ROLES



No tenéis hijitos a quienes acunar contra vuestro pecho. Tampoco limpiáis  babitas con una servilleta. Ni dais biberones para ver sus cabecitas perladas de sudor mientras succionan leche. Ni que decir tiene que nunca ponéis pañales ni los retiráis cuando están sucios. No hay baños, ni aceite, ni colonia de bebés. Tampoco recibís un mordisco rabiosillo cuando echan los dientes. No me mires así. Yo soy la madre, ¿ves? Y este cabroncete que acaba de echarme el puré como un surtidor a la cara es mi niño. Y tú, Indalecio, que te las das de padre, eres sólo un donante.


16 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

¡Enhorabuena, Lola!

De Otra oportunidad, destacaría esa conjugación que tan bien sabes practicar entre realidad y poesía sin que apreciemos ninguna dificultad en ello, aunque bien se sabe que, de eso nada, que es muy complicado.

Roles, por contra es un golpe directo al mentón del lector con esa resolución que te deja sin respuesta.

Abrazos admirados.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Nicolás, por pasarte por aquí y comentar.

Abrazos,muchos.

Elena Casero dijo...

cuánto me gustan tus micros, qué bien sabes mezclar fantasía, sueños, realidad, estremecimientos y humanidad.

Enhorabuena, me alegro mucho por ti y por mí por darme la oportunidad de aprender con tus escritos.

Un abrazo grande

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Elena Mafaldina.

Te veo y te leo por los Madriles.

De aperitivo: tres besos volados.

Luisa Hurtado González dijo...

Un poco verdad y otro poca mágicos.
Muchas felicidades y gracias por las historias

Lola Sanabria dijo...

Gracias a ti, Luisa, por tu visita. Abrazos a pares.

Yolanda dijo...

Geniales ambos, que gran mezcla de elementos fantásticos para dibujar la realidad. Eres una artista.
Abrazo admirado.

Yolanda dijo...

Me encantan ambos. Destaco la habilidad en el uso de elementos fantásticos para dibujar la realidad.

Abrazo admirado.

Mar Horno dijo...

Hola Lola, me han encantado los dos, sobre todo el primero. Es precioso, muy poético y un canto a las nuevas oportunidades, a la libertad, al empezar de nuevo, con un deje de humor maravilloso. Un beso y enhorabuena.

Lola Sanabria dijo...

Mil gracias, chicas.

Abrazos varios.

Juan Leante dijo...

No es la primera ni la última vez que no logro ponerme a la altura de tu imaginación y metáforas, por eso me quedo con el segundo, es una pasada, en el buen sentido.

Besos y enhorabuena.

Lola Sanabria dijo...

Esto de los microrrelatos funciona así: te llega o no te llega. Y para eso está la opción personal, Juan. Me alegro de que te haya gustado el de las bsabitas y colonias.

Abrazos de la nena.

Nenúfar dijo...


De estos dos relatos el primero es mi preferido, por lo que cuenta y como lo cuenta. Me gusta la escena con sus detalles, en la que caben decenas de mundos. Además, estaría bien que hubiera huracanes liberadores que nos ofrecieran segundas oportunidades.

En cuanto al segundo, el “discurso” de la madre, su queja o su reproche tiene un tono que no me hace simpatizar con ella. Por tanto, este micro no está entre mis favoritos.

Un abrazo, Lola. Y enhorabuena.

Lola Sanabria dijo...

Nenúfar, muchas gracias por dejar tu comentario. Todos tenemos nuestras simpatías y preferencias. Me alegro de que las expreses aquí.

Un abrazo muy grande.

Miguelángel Flores dijo...

Enhorabuena, Lola. Me gusta cómo escribes. Lo sabes. Tienes un decir tan tuyo. Tan mío a estas alturas. Maestra.
Un abrazo (a ver pa cuándo sin internet)

Lola Sanabria dijo...

Gracias, mil Miguelángel.

Un abrazo virtual(de momento)