8/10/13

INTOLERANCIA- RELATO GANADOR DE LA SEMANA DE WONDERLAND


http://www.rtve.es/alacarta/audios/wonderland/wonderland-conte-politicament-incorrecte/2052929/   A partir del minuto 56.

Durante el recreo, se sienta en un banco del patio. Yo lo observo desde una distancia prudencial, ni muy cerca ni muy lejos, para no agobiarlo. Pasa una chica por su lado. Me preparo para intervenir. Se levanta. Le toca el culo. Y se arma. Porque ella le da un empujón, lo insulta y grita, y él le levanta la mano. Entonces voy y le digo al chico que no pegue. Entra en un bucle. No me quiere. No me quiere. No me quiere. De nada sirve que le explique mil veces que no puede obligar a nadie a quererlo.

25 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Tus escritos son garantía de éxito. Me gustan Enhorabuena.

David Moreno (No Comments) dijo...

¡Enhorabuena!
Buen ritmo, bien expresada la situación.
Así difícil salir en antena los demás...

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Lola Sanabria dijo...

Mil gracias, Anna.

Pero ¿tú envías, David? A ver si vas a ser como el del chiste que quería que le tocara la lotería sin echar.

Abrazos a pares.

Cora Christie dijo...

Que más puedo añadir a lo que dice Jordi Muñoz?
Si, quizás que yo sitúo esta dolorosa Intolerancia en otro lugar menos amable que un parque, más dolorosa incluso para el protagonista y para quien permanece alerta para intentar llevar algo de consuelo a quien me temo que seguirá entrando en bucles sucesivos.

Sabes plasmar la vida con precisión de orfebre, incluso la vida de los que, no sé por qué, siento que la tienen más complicada que las del común.

No hay desesperanza al final: Queda la mirada, nada indiferente de la escritora, para contarnos otras maneras de sufrir lo que al cabo no entendemos.

Eres parte ya, dicen ellos y opino igual, de este Wonderland que tienen tus relatos en tan alta consideración.

Bellísimo y doloroso.

Juan Leante dijo...

En cualquier etapa, o situación particular de las personas, deberiamos de estar atentos para intervenir cuando la posesión es la conducta predominante del individuo.
Muy acertado este relato para el momento que vivimos.

Lola Sanabria dijo...

Querida Cora, tú también tienes una visión muy aguda para ver y sentir lo que hay en este relato.

La intolerancia al no está ligada a quien no tiene herramientas ni/o una educación que lo haga aceptable, Juan, como bien dices.

Abrazos a pares.

Ximens dijo...

Felicidades, Lola. Lo ganas todo, por algo será. Un buen relato sobre el acoso y la falta de educación y respeto.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Ximens, por dar tu punto de vista.

Abrazos pareados.

AGUS dijo...

Felicidades, Lola.

Es un texto que revela un instante presente que, con una destreza magnífica, nos permite imaginar y construir una historia que sucede - o puede suceder - realmente en un futuro. Ficción, técnica y talento, otra vez. Magnífico.

Abrazos, besos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Bravo, Lola!!

Una vez más, te llevas el gato al agua dejándonos un ejemplo de cómo hay que escribir para que te llamen escritor/a.

¡Enhorabuena!

Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Muchos adjetivos, Agus, para mi contento.

Pedro, una manía esta de escribir que tú también padeces.

Doble de abrazos.

Miguel jiménez salvador dijo...

Felicidades Lola.
Un saludo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que confundidos están algunos jóvenes y que mal educamos. Lo has boradodo en tu micro. Felicidades.
Besicos muchos.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Brillante, Lola. Y felicitaciones por el galardón. ¡Saludos!

Gloria Arcos Lado dijo...

Una vez más Lola, describes una situación que por desgracia está muy presente en la sociedad, y que hasta ahora estaba prácticamente circunscrito a los adultos, pero ahora incluso ha contagiado a los jóvenes . Nunca es suficiente la labor de denunciar los abusos. Gracias por luchar contra el intento de posesión del otro. Besos. Gloria

Lola Sanabria dijo...

Mil gracias, Miguel.

La educación, Casa, es el pilar de la sociedad.

Muchas gracias, Juan.

Gloria, la cosificación de las mujeres caló muy hondo, hace falta mucha educación y tiempo para erradicarla.

Abrazos a repartir.

Nenúfar dijo...

Lola, con tu excelente precisión (rasgo sobresaliente en tu literatura, y no descubro nada), plasmas, en un primer momento, una amenazadora situación externa (la del patio). Y de aquí me conduces al descubrimiento de una dolorosa situación interna (ese bucle de ideas torturantes, necesidades insatisfechas, miedos…) que el chico, desde mi punto de vista, no sabe gestionar.

Enhorabuena y un abrazo.

Yolanda dijo...

Lo que más me impacta de esta historia es que los protagonistas sean tan jóvenes, ¿es que nunca va a parar la violencia? Ojalá fuera sólo, como este excelente micro, ficción.
Un beso admirado.
Y felicidades.

Lola Sanabria dijo...

Tú lo has expresado muy bien, Nenúfar, una dolorosa situación interna que el chico no sabe gestionar. Buen ojo.

En la educación y la aceptación de las frustraciones, Yolanda, creo que está la solución.

Abrazos a pares.

Patricia Nasello dijo...

Hay micros perfectos, redondos como éste, sobre los cuales pienso que cualquier elucubración mía no haría más que empañarlos.

Sólo esto entonces: mil felicidades, multipremiada Lola!!!

Lola Sanabria dijo...

Muchísimas gracias, Patricia.

Abrazos, los que quieras.

Amando García Nuño dijo...

Da lo mismo, quizá el amor sea entrar en un bucle, como la vida.
Abrazos, siempre

Lola Sanabria dijo...

Tal vez sí, Amando. Al menos para este chico así es, pero lo pasa mal.

Abrazos triples.

Ana dijo...

Claro y edificante, Lola. Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Mil gracias, Ana.

Abrazos calentitos.