24/5/13

DETECTORES DE CAJAS DE GRASA CALIENTES (Mi microrrelato tuneado que se llevó Marina)


No hace falta que me toque. Tampoco que esté muy cerca. Basta con tenerme al alcance de su mirada para saber hasta dónde he llegado. Así pues, el registrador se encuentra en el interior de sus ojos profundos como mina de hulla. El captador orilla mi falda, tal vez el desfiladero acuoso que se pierde en mi escote, o quizá esté en el engorde azulón de  venas palpitando en mis sienes. Él hace sus cálculos, se divierte mientras yo siento que de un momento a otro voy a quedar fundida a la silla, al suelo, a la barra donde apoyo mi mano. Y cuando me desabrocho la blusa empapada y agito mi pelo con el aire del abanico, entonces viene a mí sin prisas, se pega a mi cuerpo, y los dos nos enredamos en un vaivén salvaje de locomotora descarrilando hasta entrar en el vértigo del despeñadero. Después, la muerte súbita.

15 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Qué ganas tenía de leerlo, Lola... una belleza! y la grasa toda fundida, hija.
Besazos

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Ana. El calentamiento es lo que tiene, que puede llegar a fundirlo todo.

Par de abrazos.

Juan Leante dijo...

Estos detectores están pero que muy bien. Todos deberíamos llevar uno a la vista con lo que se ahorrarían muchos recalentones y por tanto que se nos gripe la biela.

Muy chulo. Besos.

Rosa dijo...

Uffffff, calentito!!!
Precioso Lola.

Besos desde el aire

AGUS dijo...

Una pieza made in Lola. Vaya, que lleva tu sello hasta los tuétanos. Formidable. Y el artilugio, increíble.

Abrazos, besos.

Lola Sanabria dijo...

En estas cuestiones, Juan, tú estás muy enterado.

A ver si atraemos de una vez el calorcito primaveral, Rosa.

Estoy estudiando patentar el artilugio, Agus; en los tiempos miserables que corren, seguro que me lo aceptan.


Abrazos y besos a repartir.

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Puri dijo...

Con un detector así, lo difícil es no fundirse. Un calentón tremendo. Un micro caliente en artefacto aparentemente mecánico. Besos Lola.

Lola Sanabria dijo...

Bienvenido José María. Quédate cuanto quieras.

Menos mal que aún no hemos comenzado con las calorinas del verano, Puri.

Abrazos dobles.

Puck dijo...

¡Cómo te lo curras Lola! Un placer coincidir de nuevo en los madriles, aunque esta vez charlamos poco. Menos mal que sé que habrá más.
un abrazo!

Lola Sanabria dijo...

En la cuarta entrega, saltaré contigo de charca en charca y tiraremos de lengua, ranita.

Abrazos de secano.

Miguelángel Flores dijo...

Vaivén salvaje de locomotora descarrilando, ahí está, eso es. Luego el vértigo y a final, la muerte súbita. Es que es tal cual.
Genial.
Se nota, Lola, que vives con un entendido en trenes y demás...
Dos abrazos

Lola Sanabria dijo...

Claro, Miguel Ángel, de él me aprovecho.

Besos madrugadores.

Salvador León dijo...

Eso es lo que hacen falta Lola, más detectoes
y qué detectar, y menos problemas de primas
de riesgo,desaucios,crisis y demás rollazos.
Un abrazo Lola.

Lola Sanabria dijo...

El erotismo libera de muchas cosas, Salvador.

Doble de abrazos.