2/4/13

PRIMAVERA

Tomada de la red.

 
En el cristal de la ventana, amargan los primeros brotes del almendro. La barra del armario se curva bajo el peso con sabor a hielo de los grises, y el tacto ligero de los azules y verdes que empujan al invierno. Arriba, en un ángulo del techo, la araña enhebra y tira hilo hacia el dintel de la puerta. Escucho mi desgana. El despertador ha dejado de temblar hace rato. Hora de levantarse cambiar la ropa y bajar la araña, me digo. Doy media vuelta y cierro los ojos. Un ratito más.

17 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Lo has hecho tan visual, que parece que lo hubiera pensado yo. Me ha gustado mucho.
Besicos muchos.

Lola Sanabria dijo...

¡Ya es primavera, Casa!

Besos floreados.

Ximens dijo...

Relato sinestésico. Está claro que la primavera altera y sale tu vena poética.

Maite dijo...

Precioso, me he sentido tan a gustito que he querido enredarme bajo las sábanas remoloneando un poco más.

Lola Sanabria dijo...

Altera los sentidos, Ximens, ahí le has dado.

La astenia primaveral, Maite.

Doble de abrazos.

Juan Leante dijo...

No estamos habituados a tanto cielo cubierto y tanta agua. A mí que me gusta este tiempo ya empieza a cansarme y hasta le responsabilizo de mi estado de ánimo. Por eso viene tan bien este nacimiento al buen tiempo tal y como nos lo cuentas en este animoso relato.
Besos soleados.

AGUS dijo...

Al final a uno, con tanta agua, se le cala el ánimo y, claro, se acostumbra . Decía Hume , el empirista, que aunque hasta entonces hubiera ocurrido, no podíamos asegurar con certeza que el sol iba a salir mañana. En fin, esperemos que se equivocara. Abrazos, besos.

Xesc dijo...

No sé si me da más pereza cambiar la ropa o bajar la araña, pero que me da mucha ya te lo digo yo también.

Abrazos almendrados.

Nicolás Jarque dijo...

Lola, la vida se disfruta de mejor manera cuando las preocupaciones diarias están bajo control y la primavera nos visita por la ventana.

Muy sensitivo este microrrelato.

Besos floreados.

Patricia Nasello dijo...

Desde el otoño que recién comienza en el cono sur, leo, con deleite, este perezoso despertar de primavera.

Abrazos muchos, Lola!

Eva Thornhill dijo...

Me encanta; mucho.

Lola Sanabria dijo...

El sol, como bien sabes, Juan, es vital para mí.

El sol sale mañana, Agus, o lo hago aparecer a garrotazos. ¡Faltaría más!

Habrá que levantarse, Xesc, si queremos disfrutar de la primavera.

Controlar, lo que se dice controlar, ni la primavera, Nicolás. Habrá que disfrutar de los rayitos que vayan saliendo.

Patricia, el otoño puede estar muy bien, pero yo me quedo con la primavera.


Abrazos soleados.

Salvador León dijo...

¡ Que bien sienta ese ratito más !. Sobre todo a la "imputada" araña.¡Arriba! , a ver los almendros en flor. Un abrazo Lola.

Lola Sanabria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lola Sanabria dijo...

Y a mí, querida Eva, me gusta, y mucho, que te encante.

Triple de besos.

Miguelángel Flores dijo...

Qué bien se ve la primavera ocupando el sitio que llenaba el invierno.
Aunque hoy el tiempo hace que la barra pierda curva.

Otro.

Lola Sanabria dijo...

Dan ganas de levantarse cuando comienza a caldear el ambiente el calorcito primaveral, Salvador.


Pronto iremos en camiseta, Miguel Ángel.

Doble de abrazos.