4/2/13

EN LA DISTANCIA (Ganadora del VI Certamen "Historias de amor jamás contadas"

Aquí tenéis el enlace a la noticia y a los audios de la entrevista que me hicieron.

http://www.vivirdigital.com/noticia.asp?idnoticia=132764




Fotografía tomada de la red.

Añorado Mario:

No hagas caso de lo que te diga Sole, ya sabes que anda siempre distraída y, además ha perdido mucha vista. Yo estoy bien. El niño y yo nos apañamos. No diré que comamos todos los días lomo, pero nunca falta un guiso de patatas o unas lentejas a la mesa. Tu madre nos da, de cuando en cuando, un cuenco de arroz y algunas patas y crestas de gallo. Bien es verdad que Toña me regala a veces las manzanas o las peras tocadas, esas que no quieren las clientas de más posibles, y yo les quito lo podrido y hago muy buenas macedonias. Pero eso no es malo. Tú lo aprobarías. ¡Se echa tanta comida a la basura! Sin embargo, y créeme, nunca, nunca haría lo que afirma esa mujer. Sé que va a viajar a la capital a un oculista de postín para que le mire los ojos, y que tiene pensado visitarte en la pensión y contarte una sarta de mentiras, por eso esta vez me he dado más prisa en enviarte la carta, a pesar de que acordamos que sólo una vez al mes, para evitar gastos. Papel, tinta y un sello, tampoco es para tanto, Mario.

Pues bien, te cuento lo que ocurrió. Volvía yo a casa de noche, después de visitar a tu padre que anda un poco pachucho, aunque nada de importancia, por lo que no debes preocuparte, y me detuve a tomar aliento al lado de los contenedores. Entonces vi una manga asomando de uno de ellos y levanté la tapa para meterla dentro, con tan mala suerte que en ese momento pasaba Sole por allí. Me dio un susto de muerte. Puso su mano en mi hombro mientras me preguntaba qué estaba haciendo. Se lo expliqué pero no me creyó. Rebuscar en la basura, ¡a lo que hemos llegado!, dijo ella. ¿No te da vergüenza, eh, no te da vergüenza?, siguió abochornándome. Luego se fue, no sin antes gritarme que te lo contaría todo, todo. Ahora ya lo sabes, Mario. No la escuches siquiera. Yo estoy bien. ¡Si vieras el jersey que te estoy tejiendo con la lana de dos viejos que deshice! Para que no pases frío este invierno.

En tu anterior carta decías que los extranjeros dan muchas y buenas propinas. Me alegro. Así nos durará más tiempo el dinero y a lo mejor el año que viene no tendrás que marcharte a los hoteles. Porque yo te echo mucho de menos, Mario. Parezco una viuda, sin serlo. Y a veces me entra la llorera porque no me acuerdo bien de tu cara. Pero enseguida se me pasa.

Cuídate mucho. El niño te manda un beso.

Te quiere:

Carmen

32 comentarios:

Puck dijo...

Felicidades Lola! Ya no sé qué decirte porque este tipo de textos los bordas, porque tus personajes tiene vida y te dejan con el corazón en un puño, porque con unas pocas líneas nos imaginamos el libro de su vida porque... me gusta. Ya está.
Saludillos

Sara Lew dijo...

Qué bien, Lola. Felicidades. Eras una maestra escribiendo cartas. Muy lograda la voz narradora. Una historia de amor tristemente actual.

Un abrazo.

Rosa dijo...

Madredelamorhermoso qué tristeza Lola!!!
Y cuanto amor en esta carta, enhorabuena por tu premio y por ser capaz de mostrarnos en tus letras realidades tan duras con tanta delicadeza.

Besos desde el aire

Anita Dinamita dijo...

Muy bien, Lola, las historias cotidianas, aun en tiempos difíciles, son las que más llegan.
Un abrazo o dos o tres

Nieves Torres dijo...

¡Cuánto amor, cuánta necesidad y cuánta tristeza hay en esa carta! No me extraña que arrases por donde pasas con estos textos. Me quedo casi con ganas de llorar por toda la actualidad que hay dentro de la carta.
Un abrazo

Anna Jorba Ricart dijo...

Hoy no salgo de aquí sin comentar.Quiero declarar mi admiración por todo lo que leo que lleva el sello tuyo.
Estas palabras reflejan una realidad del presente que nos sensibiliza, explicado con un lenguaje cercano y en conjunto muy ameno.
Mi enhorabuena por tanto éxito.

Saludoa

Anna J R

Lola Sanabria dijo...

Ranita, lo que yo quiero es justo eso, que te llegue la historia.

El relato evoca años atrás, cuando de Andalucía y otras comunidades, emigraban a la Costa Brava a trabajar en los hoteles para reunir dinero para el resto del año. Y sin embargo, qué actual, como bien dices, Sara.

Igual te digo, Rosa, que a Sara. Tristemente actual, sí.

Que te llegue a ti, Ana, es una satisfacción para mí.

Nieves, qué bien lo has captado.

Anna, me has dejado un bombón de chocolate en la boca. Muchísimas gracias.

Puñado de besos a repartir.

AGUS dijo...

Felicidades, Lola. No hay duda que el texto tiene tu voz inconfundible, tan llena de verdad. Por eso llega, toca y traspasa. Mi admiración otra vez más. Abrazos, besos.

Juan Leante dijo...

Sabes lo mucho que me alegro por este premio y el orgullo que he sentido cuando te escuchaba en la rádio.
Enhorabuena por el relato y por este nuevo aliciente a tu labor.
Besos mil.

Yolanda dijo...

Un relato tan vivo que mete al lector dentro de la historia.
Enhorabuena.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Antes que nada, ¡felicidades, Lola!

¡Qué gran micro! Es cierto que el relato evoca tiempos de posguerra, pero no lo es menos que da escalofríos sentir lo cerca que estamos en estos días de vivir las mismas historias.

Un abrazo, Lola. Me alegra mucho

Nicolás Jarque dijo...

Lola, ¡Enhorabuena! Precioso relato epistolar que narra toda una historia y que pone el énfasis en esta crisis cada vez más asfixiante.

A seguir así.

Abrazos rebuscados y nuevos.

AGUS dijo...

Felicidades, Lola. Un texto muy tuyo, como han dicho por ahí arriba. Con esa mezcla tan salvaje de ternura, humor y rudeza que define tu concepción de la vida y que es marca de la casa. Contando las horas para leerte en papel.

Abrazos, besos.

Cora Christie dijo...

Amor a borbotones y tu, Lola, derrochando talento para mostrarnos esta durísima y conmovedora historia de generosidad sin límites; de amor.

Enhorabuena y un abrazo

Lola Sanabria dijo...

Es una suerte que estés ahí para poder disfrutar estas pequeña cosas contigo, Juan.

Vivito y coleando, Yolanda. Gracias.

La historia se repite, Pedro. Gracias a ti por pasarte.

Así es, Nicolás, nos están asfixiando.

"... Con esa mezcla tan salvaje de ternura, humor y rudeza que define tu concepción de la vida y que es marca de la casa". ¡En la diana, Agus!

Querida Cora, qué bien que, en una carta donde no aparece el empalago, hayas visto la grandeza de ese amor.

Abrazos y besos a repartir.

Amando García Nuño dijo...

Enhorabuena, yo lo gané hace dos años y es uno de los premios que más valoro. Hya gran calidad, en el jurado, por ejemplo, está Antonio Porpetta, y los textos son excelentes.
El tuyo lo reafirma. Ese coqueteo entre la emotividad y la contención...
Además, me ha permitido llegar a tu blog. Otro hallazgo. Abrazos

Ximens dijo...

Felicidades, Lola. Qué bien escribes. Es una pena que tengan que salir relatos de este tipo que recuerdas tiempos futuros. Enhorabuena por el premio y ojala tu relato pase pronto de ser actual. Besos vallekanos (¿qué significará esto?)

Lola Sanabria dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Amando, en la calidad del premio. Bienvenido al blog y gracias por comentar.

Una pena sí, porque dan fe de lo que está ocurriendo, aunque sea bueno que se denuncie. ¿Así que de Vallecas, eh?


Par de abrazos.

Cora Christie dijo...

Lo consigues. Si; consigues lo que explicitas en las dos breves respuestas que das en la selección de la entrevista: Transmitir, no solo lo que fue sino lo que nos está siendo.

Clara, sosegada, rotunda. Tu voz, digo.

Beatriz AA dijo...

Lola, muy buena carta, muy buena historia, felicidades, un beso

Lola Sanabria dijo...

Y yo digo, querida Clara, que tus letras también saben transmitir.

Gracias, Beatriz.

Doble de abrazos.

CDG dijo...

Lo han dicho todo ya.
Tu estilo es totalmente reconocible.
La historia, totalmente actual.
Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Carlos.

Abrazos al cubo.

Laura dijo...

Ole, Ole y Ole, Felicidades Lola!!, es una carta con una voz que me ha encantado, y sin duda una ganadora en ese certámen aunque no haya leído el resto. A ver si mañana (que ahora es tarde para poner el audio) puedo escucharte en esa entrevista.

Besos para tí y a disfrutar de este momento ...que digan lo que digan ¡no nos quitan lo bailao!.

Francesc Barberá dijo...

Enhorabuena, Lola. Junto a Mar Horno, debes ser la persona más felicitada de España! Sin duda te lo mereces. Leyendo este relato me pasa igual que con alguno de Pedro Sanchez, me saben a poco en el sentido de que me dejan con ganas de leer más.

Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Francesc por tu generosidad, pero no creo, ni mucho menos, que yo sea la persona más felicitada de España.

Abrazos dobles.

Elena Casero dijo...

Felicidades Lola. Me alegra mucho que sigas ganando concursos y nos dejes boquiabiertos con tus palabras.

Un abrazo muy grande.

La carta tiene tantos componentes de sentimientos que te quedas con ganas de mas.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Elena. Más es menos, que diría un microrrelatista. (Qué coño será eso)

Triple de besos.

Rufica dijo...

Lolaaaa.... ¿Y ahora qué te digo yo...? Besos y admiraciones aparte, creo que el principal mérito de EN LA DISTANCIA es tu habilidad para decir y no decir, para situar a la protagonista en una contradicción entre lo que realmente hace y lo que cuenta a Mario. Y según más le cuenta, más le miente. Y según más le miente, más le quiere. Y esos malabarismos, querida Lola, nadie como tú para manejarlos. Y muy bien, muy de tus fogones esas pinceladas de comida. Y muy bien todo Lola. ¡Pero qué majetona eres, ridiela..! Déjame ser pesada y acéptame un saco de abrazos.

Miguelángel Flores dijo...

Felicidades, Lola. Cómo me gusta tu forma de escribir tan de verdad. Es tan de verdad que duele no tanto por lo que cuenta sino, por la autenticidad que rezuma.
Un abrazo, maestra.

Lola Sanabria dijo...

Querida Bello Trigo, o lo que es igual, Victoria Trigo Bello, ¡qué comentario más bello (rebuznancia aparte) te ha quedado. Y ese nombre de Rufica pega, y mucho, con la carta.

Otro comentario de gran belleza, como las flores salvajes del campo, Miguel Ángel.

Doble de abrazos.

Lola Sanabria dijo...

Ana Alonso, otro comentario que he mandado al limbo cibernético sin darme cuenta. Mil perdones.

Besos agradecidos por tu enhorabuena.