27/1/13

MALOS TIEMPOS

Fotografía tomada de la red.


Se ha puesto duro el cielo. Acero que no abre ni un pasillo al sol. Vas temblando por la acera y sientes que no tienes pies y que en cualquier momento echarás un paso y asentarás el tobillo y se romperá el hueso. Se ha puesto duro el tiempo. Tanteas con cuidado los cuadraditos del suelo y pones la planta del derecho y luego la del izquierdo. Al hacerlo mueves los pequeños cristales de hielo de tus piernas y sientes los pinchazos y el dolor. Avanzas. Mis primos se tocan sus orejas hinchadas y rojas. Lloran en el pasado. Mi prima vuelve con un cesto de mimbre en la cabeza lleno de ropa lavada en el arroyo; lo suelta en el zaguán, corre a la chimenea y pasa sus manos azulonas por las llamas. Llora en el pasado. Cruje la escarcha sobre la hierba del parque. En la fuente, una lágrima se ha congelado. Volvemos a casa.

22 comentarios:

David Moreno (No Comments) dijo...

La vida se ha puesta dura sí, más para algunos lamentablemente.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Cuánto frío y cuanto desasosiego me deja este relato, Lola!

Me llevo el sabor a posguerra en la retina.

Un abrazo,

Lola Sanabria dijo...

Así es, David. El frío ha congelado hasta las conciencias.

Se va acercando, Pedro, esa miseria.

Abrazos duados.

Petra Acero dijo...

Un sentimiento de recuerdos, de cariño pasado. Un sentimiento de frío que todavía duele. Añoranzas, tristeza, lejanía. Y ahora sigue haciendo frío.... Los malos tiempos se repiten.
Tu literatura, siempre buena, aun siendo dura.

Un besooo.
Amparo.

Rocío Romero dijo...

Pena congelada que anestesia. Qué angustia que lloren en pasado, interpreto que ya no les quedan ni lágrimas presentes.
Para pensar, Lola, nos llevas de la risa al llanto, donde quieras.
Muchos besos

AGUS dijo...

Todo el texto es desasosegante, pero subyuga por terrible ese "Lloran en el pasado". Brutal.

Abrazos, besos.

Ximens dijo...

Duro relato, futuro pasado. Sabañones, picón y luces de diez vatios. Tú lo dices: llorar en pasado.

Susana Camps dijo...

Me parece excepcional el modo en que conjuras el desasosiego mediante imágenes grises que van endureciéndose y asociándose a otras imágenes del pasado. Un juego para analizar muy lentamente.
Siempre se sale de aquí deseando tener más tiempo parar observar, para aprender.
Abrazos

Xesc dijo...

Siento el frío al leerlo. Se me agarrota el cuerpo. Coincido en ese llorar en el pasado que desnuda la historia para sentir aún más frío en el volver a casa final.
Sin duda, malos tiempos: buenos relatos.

Abrazos nada congelados

Delia Aguiar dijo...

Me trae el recuerdo de tus cuentos rurales... Un beso.

Odys 1.99 dijo...

Siempre nos queda el consuelo y el acicate de las palabras bellas y las palabras afiladas para levantarnos y sacudir el frío al ritmo que marcan los tamtanes de guerra.

Contra miedos y meapilas, alcemos besos y tridentes

Lola Sanabria dijo...

Amparo, el frío me cala hasta los huesos.

Yo te llevo al azahar en la primavera de Córdoba, Rocío, ¡ay, mi Rocío!

El hilo físico y metafórico que nos asola, Agus.

Y también en este presente, Ximens.

El gris puede ser perla, marengo, distintos tonos para diferentes fríos, Susana.

Deseando, Xesc, abrazar la primavera, que ya tarda, ya.

Sí, Delia, siempre vuelvo a ellos.

Alberto, mejor yo no lo habría expresado. Miedo helador, es lo que abunda ahora.

Besos a puñados.

Nieves Torres dijo...

Tremendamente duro y tremendamente real este pasado que vuelve. Haces que el frío nos cale hasta los huesos.
Un abrazo

Lola Sanabria dijo...

Yo hoy tengo congelado hasta el pensamiento, Nieves.

Doble de abrazos.

Rosa dijo...

No quedan ni lágrimas para llorar este frío que tan bien cuentas.

Besos desde el aire

Lola Sanabria dijo...

Porque se congelan dentro, Rosa.

Besos de primavera.

CDG dijo...

Tan dura la vida, tan blanda nuestra piel.
O se lucha o a la ducha.
Un beso.

Lola Sanabria dijo...

Mucha sensibilidad destila tu comentario, Carlos.

Abrazos a flor de piel

Araceli Esteves dijo...

Qué angustioso relato, Lola. Lo bordas, eso sí.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Araceli.

Un beso con matizado y filtiré.

Cora Christie dijo...

Este lugar nunca me defrauda, Lola, siempre encuentro una perla, un trazo pleno de simbolismo, o de amor perdido, o palabras engarzadas que se asientan en el pecho para poder llevártelas cuando te retiras, al atardecer, para que su belleza, su simbolismo, su punto de oscuridad, te envuelva, te seduzca.

Un abrazo

Lola Sanabria dijo...

Querida, Cora, siempre tienes palabras bellas para hacer que brillen mis relatos. Gracias.

Abrazos, muchos, muchos.