16/10/12

PEAJES (Finalista semanal de Wonderland)



Baja la calle sin prisas. Y aun así, llega el primero. Pide un café y lo toma a sorbos cortos. Van llegando. Se sientan a la mesa. Las cartas mugrientas se traban entre los dedos. Partida tras partida, el reloj guillotina los minutos. Hora de cenar, dice uno. Y todos se levantan. ¡Os atan corto vuestras mujeres!, ríe él. Y se queda solo. Pide un chato de vino. Remolonea. Vuelve despacio a casa. En el recibidor se encuentra con su imagen en el espejo. Sube la mano derecha y se acaricia la cara. Como hacía su madre cuando era niño.


Hacia el minuto 48: 33

30 comentarios:

AGUS dijo...

La soledad en tres trazos. Es en estos textos donde más es menos, donde apenas unas líneas cuentan toda una vida. O lo que queda de esa vida. Enhorabuena, Lola. Un placer, siempre, leerte.

Abrazos, besos.

Humberto Dib dijo...

Una instantánea escrita de la Soledad, así, con mayúsculas.
Un abrazo.
HD

Rosa dijo...

Cuanta soledad Lola.

Besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

Lola, ¡Enhorabuena! Este concurso tan prestigioso te va como anillo al dedo, algo de lo que me alegro muchisimo.

Este relato tan real cuenta con enorme sutileza como la soledad es tan dañina en aquellos que no saben disfrutarla, aunque disimulen.

A seguir así.

Abrazos con cartas nuevas.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Enhorabuena, Lola!

Este micro es un fresco hiperrealista de la soledad. Brillante en su estructura, en la selección del lenguaje, del narrador y del ritmo.

Mis aplausos, una vez más.

Abrazos.

Torcuato dijo...

Y ahora es cuando después de este magnífico micro toca pensar posibilidades.
Besos, Lola.

Cora Christie dijo...

"... La Lola Sanabria es una auténtica maestra en crear ambientes y atmósferas.... El relato evidencia soledad por las costuras.... El ritmo... el único diálogo: "os atan corto vuestras mujeres..."


Soy de la opinión, que tu conoces, Lola, de que todos deberíamos entender el alcance de un comentario, unas frases en el alcance de la lengua en que se expresa....

Arriba selecciono a vuela pluma frangmentos de los opinantes maestros, que comparto en contenido y en la hermosura de la cadencia de la parla catalana...
Y disfruto al escucharlo y lo comparto en su continente y contenido. Totalmente entregada.

Y ahora añado algo propio que también se me salía por las costuras de la admiración y el sentimiento cuando te he leído en esta casa tuya. No añadiré más: Tan solo hay que leerte.


Cuanta belleza comprimida; no escribes, diseccionas sentimientos en imágenes: El encuentro que presumo diario, la mugre de las cartas tantas veces compartidas, el quejido de las sillas al moverse, la despedida que encierra una soledad ya sin remedio, el espejo que devuelve caricias maternales...

ernesto ortega garrido dijo...

Qué bueno, Lola, y qué real. Ese os atan corto... ya lo dice todo de la soledad. En la relectura me encanta la primera frase.

Siempre es una alegría volver por ahí.

Besos

Luisa Hurtado González dijo...

Mucha más real y cercano de lo que parece. Hablas de todos nosotros, siempre hay algún momento en que todos nos hemos sentido así.

Por eso y por bien escrito, está bien merecido ese premio.
Felicidades.

David Moreno (No Comments) dijo...

Enhorabuena para "la Lola Sanabria", jeje
Vaya imágenes de soledad, la frase "el reloj guillotina los minutos" me parece soberbia.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Amando Carabias María dijo...

Venía a darte la enhorabuena; pero al leerlo me he dado cuenta de que la enhorabuena es para RNE por haber seleccionado este micro que le pone a uno un nudo muy grande en el corazón.

Juan Leante dijo...

Me pone los pelos de punta esta lectura. Qué terrible resulta vivir solo, con la mirada vuelta hacia atrás.
Besos y enhorabuena.

Susana Camps dijo...

Es muy difícil esculpir en la sombra, Lola. En lo que no está. Y tú consigues que nos demos cuenta de todo lo que no tiene este personaje.
Abrazos admirados.

Rosana Alonso dijo...

El título excelente porque el peaje que paga el prota por su libertad de horarios es la soledad, esa autocaricia en la cara frente al espejo la mejor manera de rematar un micro que me ha gustado mucho.
Esta edición para mí ya es tuya.

Abrazos

AGUS dijo...

Quise decir que menos es más, claro. La traba se me lengua.

Abrazos, besos.

Petra Acero dijo...

Me han encantado las imágenes, Lola. Dibujas al personaje para que hablen sus ademanes... Su propia caricia reflejada concentra toda la tensión argumental, emocional. ¿Quién dijo soledad? Proyectas más con ese reflejo final.

Un placer leerte.
Besos.

Lola Sanabria dijo...

Chicas, chicos, estoy encantada con vuestros comentarios. Hoy solo os puedo dejar este agradecimiento general, pues ando pillada de tiempo, muy pillada.


Abrazos y besos a repartir.

PD.Querida Cora, tu cadencia es la que cuenta para mí.

Elena Casero en Veges tú dijo...

Te escuché en directo. La soledad revestida de chulería.

Eres un genio de la cadencia rítmica.

Mis felicitaciones. Me alegré mucho de escucharte.

Besos

Lola Sanabria dijo...

Muchísimas gracias, Elena.

Abrazos madrugadores.

CDG dijo...

¡Enhorabuena!
Mucha soledad en tu relato; la habitual calidad.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Carlos.

Doble de abrazos.

Sara Lew dijo...

Enhorabuena, Lola por este magnífico texto.
Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Sara.

Par de abrazos.

Miguelángel Flores dijo...

Creía haberlo comentado, Lola, y es que debí leerlo en el móvil, y ahí no puedo.
Los atan corto, y él deseando que lo ataran. Porque la única que un día lo hacía ya no está, y es que una madre, a veces, se va demasiado pronto para algunos. Y lo sería aunque lo hiciera con cien años.
Enhorabuena, Lola. Es bueno, porque ese es tu estilo.

Abrazos, grandes.

manuespada dijo...

Enhorabuena Lola! Un texto de los de leer entre líneas, de los buenos, vamos. Me encanta la frase final, pura poesía. Besos.

Lola Sanabria dijo...

O demasiado tarde, Miguel Ángel, y consigue atrapar para siempre al hijo.

Gracias, Manu, por esa lectura de poeta.

Doble de abrazos.

Mar Horno dijo...

HOla Lola, aunque llego tarde, no de su lectura, sino de su comentario, quería felicitarte por el micro y el premio. Nadie describe como tú situaciones y sentimientos. Merecido ganador de un concurso de altura en el que si hacen estadística eres la que más veces ha ganado. Mi enhorabuena. Un beso.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Mar. Nunca se llega tarde a una felicitación.

Abrazos a mares.

Elysa dijo...

Enhorabuena, Lola por este finalista. Es toda una imagen, poderosa, de la soledad.

Besitos

Lola Sanabria dijo...

La soledad, inseparable y testaruda que se niega, a veces, a dejarnos, Elysa.

Par de abrazos.