6/1/12

¡¡YA VIENEN LOS REYES...!!


Tomado de la red

EN EL CAMINO

A Juan y nuestros treinta y ocho años de recorrido.

El día es apenas un latido de luz en la noche. En la rosa se evapora una gota de rocío. Subimos al vagón. Un silbido prolongado anuncia la salida. Tiembla el amanecer. Y pasan a través de la ventanilla, como jirones de nieve, pañales y papillas. En el vaho del cristal se dibujan los años. Entra la locomotora en el primer túnel. Multicopistas que escupen huelgas generales que nunca llegaron. Negrura de tiempo. Y a la salida, amapolas enrojeciendo la tierra. Brindis con champán. Transitamos por un paraje de brotes que quieren abrirse a la vida. Segundo túnel. Pelea dura con la Señora de Luto. Batalla ganada. Salida a la luz. Huele a colonia, a leche, a chupetes, a ropa enana secándose en el radiador. Pasan nubes rosas. Pasan nubes negras. Pasan nubes grises. Pasan nubes blancas. Pasan. El tren sigue su camino. Abrazos, besos, te quieros, enfados, saltos adelante, retrocesos, miedos, confianza, tristezas, alegrías...
Los rayos de sol del atardecer sacan brillos del metal de la locomotora, tiñen el cielo de violeta. Treinta y ocho años licuándose en la ventana. Seguimos en el camino.

35 comentarios:

Juan Leante dijo...

Así es, tal y como tú de manera tan precisa lo describes. Lo bueno y lo malo, el frío y el calor, la vida en definitiva. Y con este equipaje podemos decir que hemos vivido, que aún tenemos muchas cosas por abordar juntos.
Un besazo y felíz aniversario.

Lola Sanabria dijo...

¡Feliz aniversario!

Achuchón fuerte, fuerte.

Cora Christie dijo...

Una emocionante, sobria y positiva, forma de atrapar, negro sobre blanco, la andadura de treinta y ocho años de vida en común.

Que os sigais queriendo juntos.

Gemma dijo...

Felicidades a ambos.

Es una delicia tu relato.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, guapa.

¡Feliz día de Reyes!

Nicolás Jarque dijo...

Lola, muy tierno este viaje en tren que estoy seguro que lo disfrutas enormemente. De eso se trata la vida, de viajes.
Por otros treinta y ocho años o el doble viajando.

Mar Horno dijo...

Es lo importante, seguir en el camino. Feliz aniversario Lola. Preciosa la vida en ese tren. La vida siempre sale de los túneles por muy largos y oscuros que sean. Un beso.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Nicolás. Yo, ya sabes, quiero seguir viajando muuuuchos años más. Eso sí, en condiciones de poder disfrutar de la vida.

Gracias, mil, Mar. Tienes razón, en la vida siempre sales de los túneles y al final está la luz.

Par de abrazos para ambos.

Patricia Nasello dijo...

Me he quedado un rato quieta y muda. Degustando cada palabra, cada expresión. Creo que es el cuento de amor más hermoso que jamás haya leído.

Felicidades!!!!!

Patricia Nasello dijo...

Aclaración boba: quise decir
Felicidades a ambos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Feliz aniversario, Lola y Compañía!

Treinta y ocho años de amor compensan treinta y ocho mil escollos en la vida.

Me voy con envidia sana. Seguro que si llego a los treinta y ocho años de amor aún vivo, me acordaré de vosotros.

Un abrazo,

Susana Camps dijo...

¡Muchas felicidades! El homenaje es una maravilla, sugiere por qué el viaje es largo y aún continúa. Que siga, que siga. Y que nos lo contéis.
Abrazos.

Miguelángel Flores dijo...

Ay, Lola. Ay, otra vez. Que bonito es el Amor. ¿Has visto?, con mayúsculas. Algunos se escriben así, y creo que el tuyo es de esos.
Felicidades, Lola, felicidades, Juan.

AGUS dijo...

Felicidades Lola, Juan, y gracias por hacernos partícipe de esta gran historia. Espero que sigáis viajando como hasta ahora, con la actitud vital que tus palabras transmiten.

Abrazos, besos.

Elysa dijo...

¡Feliz aniversario a ambos!
Y hermosa manera de contarlo, Lola.

Besitos

Juan Leante dijo...

Pues por la parte que me toca os doy las gracias a tod@s por compartir con nosotros este momento.
Y estoy de acuerdo con Patricia, podemos olvidarnos de quién son los personajes de este cuento, y concluir que el texto es de una gran precisión a la hora de exponer en qué consiste lo que llamamos amor.
Saludos cordiales.

Lola Sanabria dijo...

Querida Cora, andabas perdida por en el ciberespacio, y te he recuperado. Gracias por tus palabras, gracias por estar ahí.

Patricia, guapa, me encantó el comentario. Gracias.

Pedro, mi agradecimiento y el de la compañía. Yo también te deseo treinta y ocho años de mucho amor.

Empezó siendo muy jóvenes, Susana, y va para largo, sí. Muchas gracias.

Miguel Ángel, el amor es lo que nos salva siempre de la hecatombe- Mil gracias.

Gracias a ti, Agus (no me canso de decirlo), por estar siempre ahí. Por ser tan buen escritor como persona.

Elysa, mi agradecimiento y el de Juan por pasarte por aquí y dejarnos tu felicitación.

Puñado de besos a repartir.

Rosa dijo...

Así es Lola exactamente como tan hermosamente lo has contado...Un largo y a veces extraño viaje en común...Enhorabuena a ambos y que continúe por siempre el viaje...

Besazos desde el aire

ernesto ortega garrido dijo...

¡Viajeros al tren!
Estoy seguro de que ese viaje todavía os tiene preparadas muchas sorpresas.
Ya sabes que lo importante no es llegar, sino disfrutar del trayecto.
¡Felicidades a los dos por esos 38 años juntos!

Odys 2.0 dijo...

Y por muchos años, leñe!

(Dónde está mi pañuelito, snif snaif...)

Lola Sanabria dijo...

Un largo viaje, sí señora. Gracias, Rosa.

Gracias, Ern. Los viajes siempre nos traen sorpresas. Esperemos que sean más buenas que malas.

Alberto, como estamos en crisis, te mando un trozo de papel de cocina. ¡Y aprovéchalo bien que todos sabemos lo derrochador que eres! Gracias, hermoso.

Trío de abrazos.

Mónica Ortelli dijo...

La vida es un viaje, de cabo a rabo, sí.
¡Felicidades a los dos!

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Mónica.

Abrazos, muchos.

Maite dijo...

Hermosísimo, Lola, por el homenaje a esos años juntos, por elegir para ello el tren, que sé que es un elemento importante en vuestras vidas, por escribir tan bello y por hilar una historia que hace que a una le den ganas de volver a sentir.
Muchos besos

R.A. dijo...

Perdón llego un día tarde.

Es tan bella la pieza que tengo la sensación de que cualquier cosa que te diga sonará manida.
Ojalá lleguemos a esa complicidad y ese grado aceptación del otro con lo bueno y lo malo, y de amor qué coño!!!


Un abrazo snif snif yo también.

Lola Sanabria dijo...

Ay, Maite, tú sí que eres linda, de veras. Gracias, mil.

Esa boquita, Rosana, ¡que parece mentira que te hayan educado en un colegio de monjas! Nada de coño,¡¡recoño!! ¿Ves?, queda más contundente, más de mujer de rompe y rasga. Como debe ser. Gracias, guapa.

Dos abrazos como de aquí a la luna, hermosas.

David Moreno (No Comments) dijo...

Felicidades a ambos. Enhorabuena Lola por escribir las cosas así de fácil, así de bien. La vida es todo eso seguro. Nubes blancas, grises y negras, que van y vienen, que pasan. Es el camino y en él, está la felicidad.

Un saludo indio

CDG dijo...

Ya se ha dicho todo.
38 años muy bien contados, lo sé, muy bien vividos, espero.
Un beso

Lola Sanabria dijo...

Gracias a ti, Indio, por ser tan generoso.

Carlos, se ha hecho lo que se ha podido. Eso sí, hemos puesto mucho empeño en seguir adelante. Gracias.


Abrazos a repartir.

manuespada dijo...

Enhorabuena por esos 38 años, Lola, no es moco de pavo. Bonito texto/regalo de aniversario. Besos.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Manu. Te deseo que también disfrutes esos años con tu pareja.

Abrazos a pares.

Anita Dinamita dijo...

Lola, Juan, no llego tarde porque la dicha es buena.
Par de abrazos a compartir que no están los tiempos para enviar más, casi mejor os los doy en persona!
Qué bonito nos lo cuentas, tanto que creo haber estado en ese tren en algún momento y haber sentido vuestro calor.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Anita, para recibir abrazos siempre hay tiempo.

A ver si puede ser que nos los demos en persona.

Dos de adelanto.

Ximens dijo...

Felicidades parejas. Muchos viajes por delante. Besos

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Ximens.

Abrazos al cubo.