27/11/11

APUNTES PARA LLEGAR A SER UN BUEN CENSOR




Si usted aspira a ser un buen censor, es importante que coja experiencia.

Facebook es un buen sitio para ejercitarse. Como usted es un defensor de las causas justas, y, por tanto, de denunciar las que no lo son, usted podrá colgar en su muro el caso de un anciano al que su médico ha usado como cobaya administrándole un fármaco que lo dejó para el arrastre. No dude ni un segundo que sus amigos se unirán a las críticas de semejante práctica del doctor Miserable.

Pero si por casualidad pasa por allí un perroflauta o mosca cojonera y le da por señalar al laboratorio como parte responsable, usted, que tiene tratos comerciales con dicho laboratorio, saldrá inmediatamente en su defensa, pues no va a morder la mano que le da de comer. Y si el perroflauta o mosca cojonera sigue, erre que erre, metiendo el dedo en la llaga, no borre el post, no porque ¡qué dirían sus amigos! Lo que debe hacer es impedir el paso al que ha venido a molestar y dar las órdenes pertinentes para que nadie que no sean sus agregados, pueda leer ese debate. Así quedará como un justiciero ante sus amigos y habrá condenado al cuarto oscuro del ostracismo al disidente.

Ya verá cómo en poco tiempo pasa de envasador de pastillas y cápsulas, a censor, típex en mano, de prospectos, tachando en las contraindicaciones, riesgos de infartos de miocardio, íctus, cirrosis y otras banalidades que solo sirven para alarmar y estropear el negocio.

De nada, hombre, de nada, a mandar que para eso estamos.


¡Ahí va, qué chulo me ha quedado! Estoy pensando que con unos arreglitos lo puedo enviar a ese concurso de pocas palabras y muchos euros. Con suerte, lo mismo pasa la primera selección aprovechando un despiste, y gracias al hastío u otra circunstancia de los miembros del jurado, me dan el primer premio y me embolso una pasta gansa.

20 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Me has hecho reir, Lola.

Me encanta la ironía cuando no va acompañada de la sutileza.

Un abrazo

Juan Leante dijo...

Creo Lola que has entrado en una batalla perdida, que aparte de removerte las tripas te quita tiempo para hacer lo que mejor sabes hecer: escribir y comunicar.
Nadie es tan tonto como para no darse cuenta de por qué hace o dice ciertas cosas ante los otros. Pero ya lo dijo esa frase bíblica: "Por sus obras los conoceréis"
Estando a cierta distancia de vuestro mundo, me puedo permitir señalar, que basta con leer un poco a un autor para darse cuenta si merece o no dedicarle mi tiempo. Y eso es lo que debería preocuparos a todos: ¿Cómo conseguir que un lector vulgar como yo, se atreva a poner un comentario tal que así: "Me ha gustado mucho tu relato"
Insisto en que dedicar tanto tiempo a denunciar a quién intenta manipular la información no va a salvar a aquellos que precisamente es eso lo que andan buscando.(De antemano intuyo que no estás de acuerdo)
Cada uno recoge lo que siembra tarde o temprano y estoy seguro que hasta el más tonto, como yo, sabe distinguir donde se recogerá una cosecha que enriquezca la verdadera cultura y la libertad de opinar.

Un beso y perdona la extensión.

R.A. dijo...

Yo estoy de acuerdo con Juan...

Por otro lado la facilidad y rapidez con la que se comunica todo en el facebook da pie a comportamientos infantiles (sé de más de uno que lo ha hecho y hasta un consagrado...) del tipo: no te ajunto. Te veto. Motivo por el cual me hace muy feliz pàsar del facebook y seguir con mi blog que me parece más íntimo y menos patio (a pesar de que todo el mundo emigra al facebook y canta sus alabanzas...)

En fin, que te dediques a escribir y pasa de situaciones absurdas.
Eso sì, manda esto a un cocnurso anda, que tal y como estamos últimamente...

Un abrazo

ernesto ortega garrido dijo...

Parece que al final vas a tener razón. Me gusta que te lo tomes con humor e ironia. Besos.

Mar Horno dijo...

Escribe, escribe Lola, que a mí lo que más me gusta es leerte. Lo del concurso me da mala espina (¿te refieres a cúal? Un beso.

carlos de la parra dijo...

El facebookismo, o si lo prefieren llamar feisbukismo, ha quedado aclarado en gran grado por tu excelente relato.Por un lado intuye a quienes temerosos de caer victimados por el gran hermano que los observa por ésa ventana, se reprimen en denunciar, pero por otro expone que se puede aprovechar para dar curso a boycotts y acciones que lleguen más allá de una mera denuncia.
¿Acaso alguien hoy día ignora que sigue la tala en la selva amazónica? ¿Y que ésto nos afecta en pérdida de un pulmón natural de oxígeno para todo el planeta?
El que hacía algo al respecto se llamaba Chico Mendes, un humilde profesor de primaria oriundo de ahí, y por andar abogando en foros internacionales lo ejecutaron de un tiro.
Y con ésa vil acción se libraron de él y a seguir depredando especies y desterrando tribus y quitándonos el oxígeno para que unos cuantos privilegiados se forren de dinero.
Pero igual te digo que el día del cambio, el día en que no solo protestarémos sino llegará el cambio se está gestando.
Hay que parar de ser petróleo dependientes,y ponerles un tope a los bancos rehusando en un mismo momento pagar más del 5% anual de réditos, que es el rédito que si le dan al rico, y bien podrán extenderlo a todos.
Hay que impulsar que cada persona adopte un perro, plante árboles y proteja a las aves, que ya sería dar un gran paso.

Anita Dinamita dijo...

Estoy con Juan, Lola. Lo que no merece la pena, no merece tu enfado, tu rabia ni tu tristeza (que suele venir después).
Estoy con Rosana, yo un día de estos voy y me salgo ;)
Un abrazo grande y una horda de besos

AGUS dijo...

Es curioso Lola que a veces plataformas que se publicitan como paradigmas de la libertad de expresión terminen siendo todo lo contrario: vórtices autoritarios que sólo aceptan la anuencia y prohiben cualquier tipo de disidencia. En fin, ver para creer. Ánimo.

Abrazos, besos.

Lola Sanabria dijo...

Chicos y chicas, todos, como ando mal de tiempo (vengo de ver Un dios salvaje, no os la perdáis) y mañana tengo que madrugar, os envío a todos y todas un puñado de besos agradecidos por pasaros por aquí y dejarme el calor de vuestros comentarios.

PD. Mar, yo me refería al Concurso de Microrrelatos (ya fallado) del Museo de la Palabra.

Nicolás Jarque dijo...

Lola, mucha critica encerrada y mostrada en tus palabras. Esto del doble rasero lo hacemos muchos casi todos... por desgracia. En EEUU la doble moralidad está hasta bien vista.
Yo del Museo de la Palabra lo que les achacó es la mala organización en cuanto al tiempo que tardan en anunciar los finalistas, porque sobre el fallo todo es subjetivo.
Besos sin critica.

Rocío Romero dijo...

Lola,
como creo que ya me conoces un poco, habrás adivinado que opino como Juan (y Rosana y Ana), no merece la pena. Ni más ni menos. A menudo lo mejor para nuestra paz mental es ser prácticos. Tú tienes un grupo enorme de gente que te sigue por tu literatura -naturalmente- y por tu talante generoso y justiciero. Para esos tienes que estar.
Tratándose de Facebook, quien te ha hecho llevarte este sofocón ni siquiera habrá pensado en ello, seguramente no sabe de tu enfado y hace las cosas porque sí. Facebook con su falsa cercanía y la facilidad para imponer distancia posibilita este tipo de acciones; no hace falta meditar. Hoy me abro al mundo, mañana no tengo ganas. Es tan simple, las preferencias son tan fáciles de modificar que funciona así... Pero mira, allá cada cual ¿no? tú a lo tuyo y a los tuyos, que aquí estamos.
Muchos besos y un abrazo sanador

Lola Sanabria dijo...

Tines razón, Nicolás, en lo del doble rasero; también funciona el según quién haga tal o cual cosa, así actúo. Y ect, etc.
En cuanto a lo del Museo, siempre hay una visión subjetiva de los premios, gustan más o menos, llegan más o menos, pero en este caso hay razones objetivas para decir que han premiado tarde y mal.

Rocío, un olvido, una acción inconsciente, vale, pero en este caso las cosas no se han hecho porque sí. Pero agradezco muchísimo que te hayas pasado y me dejes estas palabras. Muestra tu talante, tu no partidismo, tu querer estar ahí cuando se necesita.

Abrazos madrugadores.

Susana Camps dijo...

Yo creo que uno no puede renunciar a una parte de sí mismo. Eres una escritora fenomenal, y eres una persona comprometida. Yo admiro a la escritora, y apenas sé nada de la persona, pero lo que va asomando me permite creer que puedo admirarla igual.

A mí facebook casi me molesta. Creo que es un invento para tenernos enganchados minuto a minuto y que no estalle un alarido social real, a pie de calle. Es humo.

Tu denuncia literaria, un placer, como siempre. Ánimo.

No Comments dijo...

Aunque debería decirte que no malgastes tu tiempo en removerte las tripas, entiendo la sensación. Porque estamos viendo últimamente detalles en forma de cuantiosos premios que no ayudan al género ni a los que con su esfuerzo lo cuidan. Una cosa son los gustos subjetivos, en cuanto a un tema, una forma de expresarlo, pero otra ya es que se valoren y premien textos con faltas de ortografía, con reiteraciones excesivas de palabras, sin estructura, simplones...

Pero claro, un consejo, olvidando lo anterior. Tú escribe y escribe. Por aquí nos gusta, por tu calidad (objetivamente) y por que sí (subjetivamente).

Un saludo indio

Rosa dijo...

Me encanta Lola tu ironía y tus palabras combativas y como dice Rocío aquí estamos...

Besos desde el aire

Odys 2.0 dijo...

Critica lo que tengas que criticar, para eso tienes boca. Y dedos y teclado. Yo me sumo a la denuncia de quienes se han conducido de forma tan vergonzosa. Nada nuevo bajo el sol, por otra parte.

Besos.

R.A. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con SUsana. Facebook crea una falsa sensación de que se está haciendo algo (ahora hablo de temas sociales 9 pero es puro humo, y no deja de ser otra manea de tenernos controlados y sé lo que me digo y por qué lo digo. A los que mandan les interesa saber losd movimientos de quine no está de acuerdo.
En lo literario? Es pura fanfarría e ilusión, crea la sensación de tener muchos contactos "importantes" y conocer a gente del medio y tener muchos "amigos" pero es pura ilusión. La mitad de esa gente no sabe ni quién eres mi le importa un bledo.
Y tened cuidado con lo que colgáis en muros y demás. Eso que firmáis al registraros y que nadie lee asegura que todo lo que se publica en fb pasa a ser propiedad de fb, así que si ponéis enlaces a blogs donde están los textos vale pero no colguéis texto sin más, y si no están bajo ninguna licencia.
Y ya conozco dos casos que han tenido problemas con "sus" cosas.

Hala ya me he quedado a gusto...

Maite dijo...

Muy bien contado, Lola, con mucha ironía y fina rabia, en definitiva, mucho más elegante que todos esos censores de guante blanco. Como te ha dicho Ana, tú lo que tienes que hacer es seguir escribiendo, que para eso lo haces maravillosamente bien, y a nosotros, tus lectores, nos encanta leerte y escuchar todo lo que nos tengas que contar y que decir. Besos con premio :)

Lola Sanabria dijo...

Susana, tengo dos coloretes en la cara como esos que pintaban a las muñecas. ¡Menudo subidón!

Y ya me llega hasta la raíz del pelo, leyendo a Indio.

A mí me encanta que una Rosa se pase por aquí.

¿Hacemos un duelo al estilo del oeste americonio, Alberto? Me pido un revólver con recámara atestada de huevos podridos.

Para elegancia ese pato que surca las aguas en tu estanque cristalino, Maite.

Rosana, yo creo que has iniciado un debate interesante. REDES. ¿OJOS DE BUITRE, O MANOS DE SANTO?
Si queréis seguir, adelante, que aquí hay cobertura. De momento. Espero. No sé. Parece que he visto una sombra amenazadora deslizándose por el cyberespacio.

Abrazos casi estranguladores pero no tanto.

Elysa dijo...

Entro poco en facebook, tengo perfil, sí, mi media naranja está enganchado a un juego de granjeros ahí y necesitaba más personal y eso... ahí estoy yo, pero no me hace mucha gracia, no sé explicar porque pero me siento muy cotilleada. En fin, Lola no dejes que estas historia te coman la moral, aunque es bueno soltarlo de la manera que lo has hecho, aquí y con tus palabras.

Besitos