3/8/11

NOSTALGIA (Finalista de junio del concurso sobre abogados)

fotografía tomada de la red

Todos los años por el cumpleaños de mamá, papá se saca del cuello la cinta morada con la llave y abre el candado que puso en el armario de ella. Revisa sus vestidos y zapatos. Comprueba que el birrete sigue en la balda de arriba. Se entretiene un poco acariciando las puñetas de la toga y por último coge el CD guardado en el primer cajón entre la ropa interior. Sentado al lado del plato vacío, escucha “Ansiedad” en la voz cadenciosa de Nat King Cole mientras brinda con una copa sin dueña. Sé que no debería consentirle que haga eso y seguir las instrucciones de su médico. La nostalgia es un tóxico más potente que cualquier veneno y su corazón es débil. Pero desde que se la arrebató el marido despechado de una clienta, a la puerta de los juzgados, él sólo piensa en reunirse con ella.

20 comentarios:

Patricia Nasello dijo...

Extraordinario, Lola!!!

El doble giro final me ha dejado pasmada.

Besos admirados

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Patricia. En este concurso soy la eterna finalista.

Besos sin pasmo.

Puck dijo...

Lola, te leí allí y me encantó. Consigues que veamos la imagen de una forma taaan real. Un mes de estos caerán a tus pies. Seguro
Saludillos

Nicolás Jarque dijo...

Lola, estremece esa soledad y ese punto de locura del protagonista. Muy bien recogido y expresado.

¡Felicidades por la mención! Es un gran relato.

Besos justicieros.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, ranita, ¡ojalá!

Nicolás, el justiciero, qué bien suena. Gracias.

Abrazos a pares.

Elysa dijo...

Lola, enhorabuena, en algún momento tiene que caer ese primer premio en este concurso, nada fácil por cierto.

Besitos

Rosa dijo...

Me gusta la ternura con la que toca las puñetas...Melancolía pura y dura.

Besos desde el aire

Mónica Ortelli dijo...

¡Qué buen desenlace, Lola! Muy bueno. Felicitaciones por la selección.
Un abrazo fuerte.

Lola Sanabria dijo...

Elysa, Rosa, Mónica, muchas gracias por pasaros por aquí y dejar vuestros comentarios, siempre tan positivos.

Besos madrugadores.

manuespada dijo...

En efecto, doble giro final y salto mortal, muy bueno. La nostalgia es tóxica, y mucho, desde luego. Besos.

montse dijo...

Qué duro y hermoso al mismo tiempo!!!!!

http://paqueteria.correos.es/concursofotografialiteratura/

Por si te apetece participar. Un saludo.

Lola Sanabria dijo...

"La nostalgia ya no es lo que era", un grafiti que leyó Simone Signoret en New York y utilizó en sus memorias. Lo mejor, sin duda, el título. Gracias, Manu.

Hola, Montse, gracias por dejar aquí tu comentario. Me paso a ver ese concurso.

Besos a pares.

Maite dijo...

Ya te lo dije, lo leí y me cautivó esta "nostalgia" Un fuerte abrazo

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Maite. A ver si tú tienes suerte con el tuyo este mes.

Abrazos varios.

Cora Christie dijo...

"... mientras brinda con una copa sin dueña..."

Vive de este ritual que le lleva a encontrarse con ella cada año, en un brindis en el que solo él es capaz de contemplarla a través de la copa.

Un placer, reencontrarte.

Lola Sanabria dijo...

Hay almas que siamesas, cuando una no está la otra se muere de pena. Lo viste muy bien en esa copa.

Besos de reencuentro, Cora.

Visitante dijo...

Estupendo relato. Pero decirte que no es "finalista", sino "seleccionado". (Por supuesto, esto no quita un ápice de valor a tu relato)

Visitante dijo...

Estupendo relato. Solo decirte que no es "finalista", sino "seleccionado". Por supuesto, eso no quita un ápice de valor literario a tu relato. Saludos.

Lola Sanabria dijo...

Los relatos seleccionados (ya sé que los llaman así) son los finalistas de ese mes porque entre estos escogen al ganador. ¿O es que hay otro apartado dentro del concurso que yo no conozco?

Gracias por visitar mi blog, visitante, y dejar tu mensaje.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Lamento contestar tan tarde; no he tenido ocasión. Siento si te ha incomodado mi comentario (por cierto, ha salido duplicado. ¡Soy un desastre!). De alguna manera tienes razón; no es más que una mera cuestión terminológica sin demasiada importancia.

Gracias a tí por mantener el comentario y por contestarme.

Mil saludos