26/7/11

RELATO GANADOR "CUENTA 140"


Mientras mamá dormitaba en su hamaca, él devolvía las olas al mar a raquetazos. Aquella ola gigante dejó la raqueta huérfana en la arena.

50 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Lola, enhorabuena!!! me encanta de principio a fin... las olas vistas como un partido de tenis, la raqueta huérfana... perfecto!!!
FELICIDADES
Abrazos

PD: Palabra de verificación "splalls" que debe ser el sonido de la raqueta contra la ola, no?

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Anita. Sí, yo creo que la palabra de verificación es el sonido de la raqueta devolviendo olas al mar.

Besos ondulados.

Adivín Serafín dijo...

Ola sabia. Gran acierto de raquetazo.

Blogsaludos

Patricia Nasello dijo...

Merecidísimo premio Lola. Me deja con la boca abierta, el cuento, la prosa que uisás para narrarlo, la poesía de la idea.
Extraordinario!!!!

Beso admirado

Elysa dijo...

Enhorabuena, Lola. No me sorprende, es bueno.

Besitos

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Adivín, por verlo acertado.

Patricia, gracias a ti por el entusiasmo con el que comentas.

Elysa, me alegra que te guste. Gracias.

Puñado de besos a repartir.

AGUS dijo...

Buenísimo. Qué imagen. Apenas una línea, un hamaca, un niño, una raqueta y el mar. Y luego el silencio atronador de una ausencia. Lírico, devastador. Felicidades. Imposible, más con menos.

Abrazos, besos.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Agus. Te sobra generosidad a espuertas.

Besos pintureros.

COMMONSENS dijo...

Lola. Y perdone Ud. ya que no la conozco, pero hago como.
Algunos creemos que ya está casi todo escrito, lo bueno me refiero,de tal forma que mucho menos lo vamos a encontrar aquí; aquella imágen que faltaba, aquél giro adivinado, esa idea que aletea poco a menudo entre escritores noveles o no tan conocidos. Pues bien, error. Su breve y fenomenal hallazgo así lo demuestran. La felicito. Y aquí más que nunca, lo excelente, breve, es maravilloso.
Mario Sorsaburu

Rosa dijo...

Enhorabuena Lola!!!

Un micro perfecto.

Besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

Lola ¡Enhorabuena! Pues ya sabes el gran nivel que existe en ese concurso.

Eres grande.

Besos en 140 caracteres.

Elisa dijo...

Enhorabuena, reina,lo que más me gusta es lo de devolver las olas del mar a raquetazos.

Un beso.

Propílogo dijo...

Qué bueno, Lola. Tienen algo de sujeto pasivo, la madre y la raqueta, las dos huérfanas...
Felicidades.
Abrazo indivisible

Ángeles Sánchez dijo...

Muy buen micro Lola, enhorabuena, me ha encantado lo de la raqueta huérfana en la arena.

Abrazos

Juan Leante dijo...

Enhorabuena peque.
Como siempre, me sorprende tu capacidad para en tan poco espacio contar una historia.
Besos mil.

Mónica Ortelli dijo...

Felicitaciones, Lola. Terrible y certero micro.
Un abrazo fuerte.

Lola Sanabria dijo...

Chicos, chicas, agradecida y contenta me voy al trabajo por vuestros comentarios.
Un millón de besos a repartir.

ernesto ortega garrido dijo...

Qué bueno. tú si que eres un ola, que digo una ola, eres el tsumami de los micros.

Ahora parece que si que se acaba el 140.

R.A. dijo...

Si es que ya tardabas... ;)

Y si el concurso tiene calidad es gracias a micros como este...


Bechos

César Socorro dijo...

Enhorabuena por tu merecido galardón. Me gustó la imagen que recreas en el relato; pues un relato visual. Veo a la madre y su desespero al ver una única raqueta sobre la arena. El final con lugar a diferentes interpretaciones es fantástico.

Lola Sanabria dijo...

¡Mira quién fue a hablar!, el que acaba de quedar finalista en el concurso de la Inter. Gracias, Ern.

Mujer, Rosana, para una cosilla que cae de vez en cuando... Gracias, hermosa.

Gracias, César, encantada de que te haya gustado la imagen.


Besos triples.

Puck dijo...

Felicidades!!! es una imagen genial
Saludillos

Elèna Casero dijo...

Enhorabuena. Es un relato perfecto, genial.

Me alegro muchísimo

Lola Sanabria dijo...

Gracias, ranita.

Besos, princesa.

Odys 2.0 dijo...

¿Seguro que no le rescataron Marta y Tintín cuando pasaban por allí en su neumático hinchable?

Pequeña gran pulga; por lo general no me dicen nada, pero esta sí. Breve y violenta, como el zarpazo de una ola.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

A lo mejor se enrolló con la ola y se fueron a una isla, quién sabe.

Besos saltarines.

Lola Sanabria dijo...

Muchísimas gracias, Elèna.

Besos madrugadores.

Maite dijo...

Enhorabuena Lola, un relato que tiene un gran impacto final, tras lograr la primera imagen tierna y bucólica.
Felicidades también por el de los abogados de junio, muy bueno.
Besos!

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, Maite.
Y a tus enhorabuenas dobles, doble de besos.

Gemma dijo...

La primera vez que lo he leído he pensado que la que había fallecido era la madre, dejando al hijo huérfano, si tomamos la raqueta como sinécdoque del hijo. Solo al releerlo después me h dado cuenta de que el hijo era seguramente el fallecido, "dejando a la raqueta huérfana"...
Me gustan los micros con varias lecturas.
Abrazos

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Gemma, por aportar una segunada lectura.

Abrazos a pares.

CDG dijo...

Enhorabuena, aunque ya te la di en la web sin saber que esa nick era tuyo. Poco más puedo decir:
Muy buen microrrelato.
Saludos de alguien que desde hace unas semanas, firma en ese concurso como Silencio.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Silencio. Te he leído y, además de lo buenos que son tus micros, has creado escuela con los lemas entre paréntesis.

Abrazos de bienvenida.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Enhorabuena!

Leí tu micro en el blog del concurso y me pareció formidable.

Un saludo.

Maribel dijo...

Enhorabuena, es, sin duda, el microrrelato que más me gustó. Literatura en estado puro, perfecto.

Saludos.

Lola Sanabria dijo...

Bienvenidos al blog, Pedro y Maribel. Un placer haber coincidido en el espacio de Montero que nos ha llevado a conocernos aunque sea virtualmente.

Abrazos agradecidos.

Humberto Dib dijo...

Un entrada interesante, un blog interesante, Lola, voy a quedarme como seguidor, si me permites.
Un abrazo.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Lola Sanabria dijo...

Bienvenido, Humberto, puedes quedarte todo el tiempo que quieras.

Abrazos nocturnos.

Graciela N Barbas dijo...

Hola Lola ,me permites estar siguiendo tu blog ,me encantó ,me encanta escribir ,soy nueva en esto y me hace bien leerte saludos

Lola Sanabria dijo...

Hola, Graciela:

Encantada de que estés aquí. Por supuesto que puedes seguir el blog y entrar cuando quieras.

Abrazos de bienvenida.

Susana Camps dijo...

Creo que ya lo han dicho todo, así que sólo añadiré que me alegro mucho y que es muy merecido. Bueno, también que me gusta la ambigüedad en lo mini.
Abrazos.

Lola Sanabria dijo...

Agradecida, sin ambigüedades, quedo yo, Susana.

Abrazos flojitos por la calor.

Rocío Romero dijo...

Y yo ¿cómo no había visto esto? Es excelente Lola. La raqueta abandonada y la palabra "huérfana" es brutal. También imagino a la madre que dormita y dormita y vuelve a dormitar hasta que echa algo en falta. A lo mejor no vuelve a dormir en la vida. Estremecedor, Lola. Yo también te habría dado el primer premio (y no sólo hoy, por supuesto :-)
Besos

Lola Sanabria dijo...

Menudo despertar. No quiero ni imaginarlo. Gracias, Rocío.

Puñado de besos.

Cora Christie dijo...

Cómo puedes dejar en herencia a esa madre, un sentimiento de culpa que habrá de quitarle el sueño el resto de su vida?

Cómo puedes dar forma a un relato tan breve, tan intenso, tan demoledor, tan bello...?

Lola Sanabria dijo...

De vez en cuando, querida Cora, el drama de la realidad se impone.

Mil besos.

Rubén Pesquera Roa dijo...

Redonda, sucinta, contundente...

Lola Sanabria dijo...

Gracias, Rubén.

Abrazos prevacacionales.

Anónimo dijo...

Lola, guapa, no tienes precio. Qué cabecita más completa!!

Dulce

Lola Sanabria dijo...

Hola, Dulce, guapa. Gracias por ser tan generosa.

Besos, mil.