14/12/10

FINALISTA DE "CUENTA 140"


Mi madre tenía un oído muy fino. Cada vez que abría el cierre metálico de su monedero, me pillaba. Le regalé un tambor a mi hermano.

25 comentarios:

Elisa dijo...

Lola, ya no es tan fácil encontrarte, aunque creo que este me sonó a la Niña la Puebla. Me gusta, es divertido y fresco, evoca una época en la que unas perras eran importantes y los niños jugaban con tambores reales y no virtuales.

Lola Sanabria dijo...

Gracias Elisa, me alegro de que te guste.

Besos dobles.

AGUS dijo...

¿Quién no le ha sisado unos durillos a su madre?. Yo no Lola, yo era el que tocaba el tambor. Me encantó. La última frase, en efecto, es como un redoble. Enhorabuena.

Un abrazo y besos, por supuesto.

Torcuato dijo...

Je, je. Ladronzuela. Un beso horrográfico.

Maite dijo...

Vaya ideas que tienes!! lo digo por lo de regalar a tu hermano un tambor ;-) Muy bien, Lola, a este paso Montero te va a entregar 140 trofeos :-D y yo que me alegro. Besos.

Propílogo dijo...

Felicidades, Lola.
Me gustan mucho estos micros de historias sencillas y concisas; con final sobrio y tajante.
Abrazo
Gabriel

Lola Sanabria dijo...

Yo sí le sisaba,Agus. Y luego me presentaba con la pelota y, claro, me pillaba. Pero tengo hermana, no hermano, así que lo del tambor es pura invención.

¿Un beso horrográfico? ¡Qué miedo, Tor!

Me divierto, Maite, con estos micro-micros y eso ya es mucho.

Me alegro de que te gusten este tipo de micros, Gabriel, me alegro de que comentes en mi blog. Me alegro.


Puñado de besos volados. A repartir, claro.

Mónica Ortelli dijo...

Yo también he abierto sigilosamente más de un monedero, pero no tuve hermanos ni hermanas.
Muy buen micro, Lola, ameno y pícaro.
Un abrazo.

Un tipo dijo...

Hahaha. Muy ingenioso, Lola. Me gustó mucho.
(Y leyendo los comentarios, ha, me descubrían de la misma manera. Qué cosas.)


Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

Así que es universal lo de sisar monedas. Somos chicas malas, Mónica.

El gusto es mío por recibirte, Edgar.

Besos a pares repartidos.

Luisa Hurtado González dijo...

Yo, para regalar un tambor a mi hermano, tendría que haber vuelto a sisar a mi madre; y eso suponiendo que mi padre aceptase que mi querido hermanito llegase a tocar el tambor, cosa que dudo.

Bicefalepena dijo...

Supongo que pagado por tu madre, lo que la convierte en cómplice de tus robos...
Muy divertido
Un abrazo

Daniel Sánchez dijo...

Muy bueno.

Anita Dinamita dijo...

Me pregunto cuando empezarán a hacerlo mis hijos... pero sí, yo también sisaba en el monedero.
Abrazos

David Figueroa dijo...

Qué regalo más inteligente! Como el micro.
Besos.
David.

woody dijo...

Lo peor es que el del tambor, además de no llevarse monedas, se llevará algún que otro pescozón por ruidoso, ¿no?

Lola Sanabria dijo...

Invertir, Luisa, la paguita en comprar un tambor, puede resultar muy rentable.

Claro, Bi, seguramente pagado por mi madre o mi padre o mi abuelo... Lo importante era ahogar el click y sacar más dinerito.

Me alegra, Daniel, que te parezca muy bueno.

Anita, pon un cascabel y verás cómo caen.

Bueno, David, si tú lo dices, yo me lo creo. Lo de inteligente, digo.

Eso creo yo, woody. Y posiblemente acabe roto por mano invisible y en la basura.

Puñado de besos volados a repartir.

R.A. dijo...

Lola me encantó este 140 cuando lo leí porque has sabido conectar con la niñez. Jejeje ya no me sentiré culpable por haberle sisado monedas a mi madre. Lo del tambor es genial , lo cierra muy bien.

Besicos

Lola Sanabria dijo...

Gracias Rosana. Antes de la selección final, eligió otro que a mí me gustaba más porque tenía más fundamento, pero ¡ay!, con una rima. Así que, bienvenido sea el que eligiera este otro.

Besos al cubo.

Torcuato dijo...

Es que de vez en cuando, en vez de ortografía, tengo horrografía.
Seguro que me entiendes.
Besos.

Lola Sanabria dijo...

¡Qué ganso eres, Tor!

Besos horrográficos.

sucedeque dijo...

Enhorabuena Lola, me ha gustado este micro. Un saludo.

Lola Sanabria dijo...

Muchas gracias, sucede, me alegro de que te guste.

Besos, mil.

Juan Vásquez dijo...

Qué buen micro!; cómo no lo pensé antes...haber pedido un hermano para después darle un tambor!

Lola Sanabria dijo...

Sí, haber aprovechado Reyes para pedírtelo. Te resuelve mucho.

Besos a puñados.