25/6/10

ÚLTIMOS ESLABONES ROTOS



En la primera edición de “Relatos en cadena”, desde septiembre a mediados de febrero, la Escuela de Escritores seleccionó seis de mis microrrelatos como finalistas. Eso me animó a seguir participando, pero, desde entonces no han vuelto a seleccionar ninguno. He seguido concursando todas las semanas, sin excepción, con varios microrrelatos de los que, en los últimos meses, he dejado una muestra aquí. Es hora de retirarse.

CEGUERA
Pedro, el oculista, ha salido corriendo después de colocar el cartel de cerrado. Falsa alarma. Los niños juegan al veo, veo, con la mirada perdida en el infinito. Ni se molesta en darle la vuelta al cartel cuando regresa. Huele a moho. Los anaqueles están cubiertos de un humus gris ceniza. Se cruza de brazos. De repente se decide. Saca los altavoces a la calle y pone la música. Limpia el polvo del mostrador con un trapo. Coge de los cajones las monturas de colores y el muestrario forrado de terciopelo azul con los cristales. Una mujer se desvía de su camino y se acerca, tanteando.

LA RECOMPENSA
Pedro, el oculista, ha salido corriendo hacia el refugio en cuanto ha oído el ulular de las sirenas. El jefe del escuadrón tiene a tiro las gafas en la espalda de la camiseta amarilla. Primero apunta a “Óptica” en el círculo izquierdo. Luego cambia a “La milagrosa”, en el derecho. Acaricia el botón rojo con el pulgar. Verdaderamente, fue un milagro. Si no hubiera sido por aquel hombre, él no estaría ahora al mando, ni siquiera seguiría de piloto. Quita el dedo del pulsador y ordena la retirada. Los aviones dan la vuelta y se alejan en el cielo como una bandada de cuervos.

16 comentarios:

Víctor dijo...

Pues hay que seguir intentándolo, Lola. A perseverar se ha dicho.

Un abrazo.

Lola Sanabria dijo...

No, Víctor, yo ya he cumplido, lo sé muy bien, seguiré por otros caminos. Pero a ti te animo a continuar porque, ya lo verás, tarde o temprano saldrás.

No Comments dijo...

Yo también me retiro, al menos hasta la nueva temporada, más que nada porque esta semana ha finalizado esta edición.

Ánimo Lola, al menos a ti te seleccionaron 6, aunque es raro que no ganarás al menos una vez. Lo merecías.
Yo he participado también casi todas las semanas con dos o tres intentos, algunos mejores que otros, pero la suerte me ha sido esquiva.

El año que viene veremos si sigo o desisto en este concurso.

Un saludo indio

En Peña del Hierro. Río Tinto (Huelva) dijo...

Después de tu recorrido por bastantes concursos organizados por la Escuela de Escritores, se puede decir que has recibido un buen reconocimiento a tus trabajos por parte de ellos, algo que muchos habrían deseado. Pero era de cajón que esa racha pasada iba a resultar muy dificil de mantener, por las razones que cada uno puede deducir y que aquí no interesan. Ahora bien, al margen de los premios,si el concurso es un buen estímulo para los que gustan de escribir, no hay razón para dejar de participar y castigar a los que leemos relatos sin mirar tanto a quien los hace cómo a la calidad que encierran, y eso sí que importa. Lo demás, a veces queda mediatizado por los negocios, vanidades, corrillos, etc.,de los que es complicado escapar.
Así qué te animo, al margen de los resultados, a estar allí donde el nivel de la gente sea un buen recurso para superarse.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

Me gusta tu sentido del humor, Indio. Y te animo a seguir la próxima temporada. En tu caso, como le he dicho a Víctor, es cuestión de tiempo el que salgas. El mío ya se acabó.

Saludos cordobeses.

Lola Sanabria dijo...

Gracias, compañero. Me ha encantado lo que escribes. Ejercitarse y recibir alguna que otra compensación se puede conseguir en otros sitios, ya sea concursando o participando en blogs o foros. En éste no tengo nada que hacer ya, así lo veo. Pero no dejaré de escribir.

Un millón de besos.

Jesus Esnaola dijo...

Ánimo Lola, no le dés demasiada importancia. Yo suelo estar atento a las frases por que a veces resultan inspiradoras. En alguna ocasión me ha salido algo que he creído digno y lo he enviado y otras no. Ya está. A mí me gusta lo que escribes y, de los dos de esta semana, "Ceguera" en especial. Fue muy tierna la forma de activar el negocio del oculista. El segundo me gustó pero resulta un poco más efectista. Enfín, sigue escribiendo que me encanta leerte.

Un abrazo

Lola Sanabria dijo...

Gracias Jesús, por tus comentarios y por tus ánimos. A mí también me gusta mucho como escribes. Te sigo.

Abrazos.

Anónimo dijo...

No te retires(bueno si es tu deseo sí, los deseos de cada uno son sagrados). Sigue publicando micros eso sí. Y deberías ir moviendo tus manuscritos(seguro que los tienes) ya sean de micros o de relatos más largos por editoriales de estas independientes y que apuestan por otros horizontes.

Me gustan los dos(joé es que es verdad, no es peloteo) pero me enternece Ceguera.

Bechos, ya estoy de vuelta pero no me apetece currar mañana(qué vulgar soy podia decir algo más original).

R.A.

Lola Sanabria dijo...

Hola R.A. Bienvenida. Morenita y todo, supongo. Seguiré colgando cosas aquí, sí. Mover, muevo de vez en cuando lo que tengo. En cuanto a publicar, no hay muchas ganas, porque, publicar por publicar, o engordar la vanidad, es tontería. Luego te lo comes con patatas. En fin que, a no ser que algo me parezca interesante, no muevo bola.

Yo tampoco tengo ganas de volver mañana al trabajo. Sobre todo por el madrugón y porque, con una compañera liberada por horas sindicales y no sustituida, me tocan más fines de semana. Un rollo.

Besos, bien hallada.

Aitor Menta dijo...

Acerca de la rotura de eslabones y esa cadena con eslabones que juegqan al despiste por si acaso cuela.
No me apena. Ya lo dices tu, tan sencillamente: Es hora de retirarse. ¡Paciencia no te ha faltado! Y es que reconocer que el amor es solo de ida no deja de ser una decepción, claro.

A veces hay que poner límites a la estulticia ajena ¿o se llama de otra forma? Hipocresía, acaso?

Pues hácia otros caminos, a ser posible sin eslabones que a la que te descuidas... te encadenan el espíritu que busca reconocimiento donde solo hay intereses mercantiles y alguna mariposa que se resiste a ser cazada.

Seguiré disfrutándote, consciente de que la miel si se ha hecho para mi boca.

Enhorabuena. Se me ha puesto buen cuerpo.

Tu amigo

Aitor Menta

Lola Sanabria dijo...

Gracias Aitor. Yo también seguiré disfrutando de tus comentarios que siempre tienen ese toque de canela fina.

Besos.

Maite dijo...

Lola, me he adentrado hoy en "tu mundo" y te aseguro que tienes un don, así que, no dejes que el desánimo se apodere de ti por algún resultado esquivo. Vendrán grandes logros. Y uno de los mayores es tenernos a muchos lectores enganchados a tus historias. Escritas con una prosa envidiable.

Sigo leyendo.

Lola Sanabria dijo...

Hola Maite. Gracias por entrar y dejar aquí tan estimulante comentario. Yo también me he asomado a tu mundo y me gustó lo que vi.

Abrazos.

Propílogo dijo...

Hola. Desde el relativo anonimato y con varios relatos clasificados, yo también me retiré hace unos meses.
Me temo que tener relatos finalistas demasiadas veces puede ser malísimo para la imagen. Ahí está otra vez este pelma.
Y la diferencia entre lo que has hecho hasta ahora y ganar la final son 6000 euros. Ponlos en la balanza.
No creo que haya ningún finalista que haya escrito sólo una vez. ¿Qué demuestra más tu calidad? ¿Estar seis veces o una?
He seguido escribiendo cada semana, dos o tres relatos, pero no los mando. Y no me arrepiento.
Un saludo.
P.

Lola Sanabria dijo...

Gracias Propílogo por tu comentario. Yo no sé muy bien qué es la calidad,a mí me engancha o no un relato, aunque sí que tengo criterio sobre la utilización de ciertos recursos de la Lengua. Veo errores en mis relatos y en los ajenos.
No obstante, estoy de acuerdo en que el que te elijan seis relatos no supone que sean de mayor calidad que uno. Sin embargo, en todo concurso hay cierta arbitrariedad a la hora de tomar una decisión, en este caso es mayor por el sistema de elección, pasar la primera criba debe ser por algo. Y no pasarla, también.
Estoy de acuerdo en que lo del pelma ese otra vez puede ser malísimo para la imagen, según de quién. Tú te retiraste antes, yo ahora. Hay un montón de sitios donde escribir y donde enviar si te apetece.

Saludos.