7/6/10

RELATO INCLUIDO EN EL LIBRO


CHOCOLATE

Verdaderamente, una delicia para los sentidos la cocina de mi abuela. Debía aprobar las asignaturas pendientes en septiembre, pero yo pasaba más tiempo entre pucheros que estudiando. Me gustaba el color de las zanahorias, los golpes del cuchillo en la madera, fileteando ajos y picando cebollas. Me gustaba mi prima y a ella le gustaba hundir el dedo en la cazuela donde se enfriaba el chocolate negro, sacarlo con un dedal tibio y meterlo en mi boca. Dejé las perífrasis verbales y me incorporé al trajín de los guisos y los asados. Decidí que sería cocinero, pasaría el resto de mi vida entre fogones, y desnudaría con mi lengua el dedo de mi prima Merche.

13 comentarios:

No Comments dijo...

Enhorabuena por la selección de este relato. Muy bueno.

Un saludo indio

Lola Sanabria dijo...

Gracias, indio.

Mi saludo cordobés.

Anónimo dijo...

Sólo la última frase está llena de sensualidad, el resto del relato va a desembocar en esa frase de una manera sutil, sencilla con el erotismo puesto en los pequeños detalles.

Un beso

R.A.

juan leante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lola Sanabria dijo...

Sí, el erotismo anida en los pequeños detalles de la vida.

Besos, mil, R.A.

juan leante dijo...

Sobre todo si el dedo está bañado en chocolate negro, así me llevo yo hasta la uña.
Muy bueno.

Besos.

Lola Sanabria dijo...

¿Qué tendrá el chocolate negro que tanta sensualidad provoca? Sensual tu casco, tu camiseta... Besos redoblados.

Maite dijo...

Un micro realmente sugerente. Me ha gustado, su sabor y velado erotismo.

Un abrazo

Lola Sanabria dijo...

Gracias Maite. Me alegro de que te resulte sugerente.

Cora Christie dijo...

Me gusta este "chocolate" para un aprendiz de cocinero, o de director de cine. En tu relato puede serlo todo.

Muy segestivo.

Lola Sanabria dijo...

¿Segestivo? Me gusta la palabra, Cora, creo que voy a adoptarla. Besos, preciosa.

sucede dijo...

Me ha gustado, es sensual la última frase aunque, si me permites, yo utilizaría un gerundio en vez del condicional, simplemente porque a mis oídos le suena mejor. Es decir: "Decidí que sería cocinero, pasaría el resto de mi vida entre fogones desnudando con mi lengua el dedo de mi prima Merche." es solamente una sugerencia sonora. Me ha encando!!
Un saludo.

Lola Sanabria dijo...

Aquí podría cambiar la palabra, pero en el libro no. Gracias, de todos modos por la sugerencia sucede.

Abrazos.