17/3/10

GRAMOS DE FELICIDAD (INCLUIDO EN EL LIBRO "CUENTOS ALÍGEROS")



El otro día tocaba revisión médica. Con los tubos de flujos y materias internas en mano, entré en un vagón del metro donde soporté mal el exceso de personas. Como una lombriz de tierra, el convoy se deslizó por túneles y más túneles hasta llegar a la estación. Ya llegas, aguanta, me dije, a punto de desmayarme. Pero no, quedaba recorrer medio Madrid perforado. Subí escaleras, las bajé, anduve pasillos interminables, bordeé andenes y al final salí a la calle. Ya está, un poco más y podrás tomarte esa taza de café con la que sueñas. Pero no, en la clínica me esperaba otro exceso de personas para la analítica, para el electrocardiograma, para la audiometría, para la visión, para pesarte, medirte; para todo. El café y las tostadas con tomate, ajo y aceite de oliva, con que me desayuné después, me parecieron un lujo.

8 comentarios:

No Comments dijo...

Es un honor compartir libro contigo...

Un saludo indio

Lola Sanabria dijo...

Gracias. Lo mismo digo.

Un saludo madrileño-cordobés.

Anónimo dijo...

Compartimos libro otra vez ;)

Un beso

R.A.

Lola Sanabria dijo...

Una excelente compañía, seguro, a juzgar por otros libros compartidos.

Un abrazo, R.A.

Anónimo dijo...

Que forma tan sencillamente magistral de hacernos co-partícipes de este viaje en el interior de gusanos de hojalata o sorteando trincheras de pega. Y para colmo en ayunas. Menos mal que el café y los churritos compensan tanto trajín matinal.

Un placer, Lola Sanabria

Leo Vigilda

Lola Sanabria dijo...

El placer es mío, Leo Vigilda.

Xuan dijo...

Yo también voy a compartir libro con vosotros.

Lola Sanabria dijo...

Estupendo. Un gran libro, seguro.